BwS_mMrCUAAKcd7.jpg-largeAlberto Contador dedicó sus primeras palabras tras la etapa de hoy a su compañero Daniele Bennati, que estuvo en todo momento junto a él en los abanicos de los últimos kilómetros y al que llama ‘Locomotora’ por razones obvias. “Benna es un seguro de vida para estos días. Me ha llevado bien colocado en todo momento y sólo puedo darle las gracias. Es un ‘pecherón’ que no tiene precio, te lleva como quien dice en el bolsillo. Es importante estar concentrado y en plena comunicación con él, porque estar separados no sirve de nada”, dijo el líder del Tinkoff-Saxo. Alberto dijo que una etapa como esta es “de desgaste de stress y de peligro. Al final no ha pasado nada y estoy contento, porque dentro de lo que cabe me he encontrado bastante bien. Iba con mucho miedo en los últimos 50 km, porque no sé por qué me parecía que iba pinchado y pensaba que si me tenía que parar a cambiar la rueda, malo. Pero bueno, hemos pasado el día y ahora hay que descansar porque mañana también será importante”.

Sobre la sensación de sufrir un pinchazo, Contador explicó que “notaba que iba botando un poco la bici. Me ha pasado una primera vez, he cambiado rueda en el km 100 y luego he vuelto a tener la misma sensación, pero por suerte no ha sido un pinchazo”.

La etapa de mañana espera que sea “otro día más, es un puerto no excesivamente duro y voy a pasarlo de la mejor manera posible, recuperar y a ver qué puedo hacer en la contra reloj. Mañana es un día de trámite. De momento hay que ir día a día, ver cómo recupero y nada más. Por ahora  estoy muy contento, no me podía ni imaginar en esta posición después de ocho días de carrera, pero todavía queda muchísimo”, dijo Alberto Contador sobre su situación en carrera.