wx2S0A7795Alberto Contador reconoció tras la etapa de hoy que en la carrera “está todo muy igualado. Ha sido una subida un poco extraña, tampoco ha habido un ritmo duro, era a rampas, para la gente con mucha chispa, y yo simplemente he estado atento a los ataques de los demás”, dijo el líder del Tinkoff-Saxo.

Se le preguntó por el trabajo del equipo Sky y la situación de Froome, a lo que respondió que no sabía muy bien qué había sucedido por detrás. “Yo iba pendiente de la gente que iba en cabeza. Es verdad que al final se ha puesto delante del pelotón, pero tampoco sé las pulsaciones que tenía antes o después”.

Sobre la posibilidad de haber podido ganar la etapa, Alberto dijo que no tuvo opción. “Ha ganado el mejor”, aseguró refiriéndose a Aru, “yo me he dedicado a vigilar un poco a los que más cerca tengo en la general”. Entre los cuales, por cierto, ya no está Quintana, víctima de una segunda caída, cosa que Contador lamentó sinceramente. “Es una pena para la carrera. Está siendo un año un poco loco, en el que todos los que hemos preparado a conciencia las grandes vueltas, nos hemos tenido que ir a casa. Le pasó a Purito en el Giro, luego a Froome y a mí en el Tour y ahora a Nairo. Así este deporte y hay que aprovechar cuando estás bien”.

Finalmente, Contador aseguró que hoy sí le habían atacado sus rivales, “pero lo único que pasa es que hoy las fuerzas estaban justas y era un puerto a escalones, que permite coger aire y eso ha hecho que no hubiera continuidad en los ataques”. También por eso, Alberto pronosticó “una Vuelta muy disputada, pero todavía queda mucho. Valverde está mostrándose realmente fuerte y tanto él como Joaquim son más rápidos que yo en el sprint, pero estoy contento, hoy he tenido buenas sensaciones y eso es lo importante”.