Hoy se celebró en Cuenca la VI Marcha Alberto Contador, sobre un recorrido tan exigente como espectacular que se convirtió en durísimo debido a las condiciones climatológicas, con mucha lluvia y frío.

A pesar de las dificultades, que provocaron numerosos abandonos, los cerca de mil participantes disfrutaron de un paisaje desconocido para la mayoría, pero ideal para la práctica del ciclismo. La salida fue digna de destacar debido al espectacular recorrido por el casco antiguo de Cuenca y la dura subida sobre adoquines hasta la Plaza Mayor y el Arco de Bezudo.

Alberto Contador, recién llegado de Tenerife, abrió la prueba desde el primer kilómetro y luego se adelantó a los participantes para completar un largo entrenamiento bajo unas condiciones realmente complicadas.

En la posterior entrega de premios, la organización de la Marcha Alberto Contador, la única de carácter itinerante en España, anunció el lugar de la edición del año próximo, que tendrá la salida y llegada en Burgos, otra ciudad castellana de larga tradición ciclista.