BwOT4z6IQAAtXkD.jpg-large“En la Vuelta a España no hay ningún día tranquilo. Hoy se ha caído Froome, afortunadamente sin consecuencias, y en la llegada precisamente él ha conseguido dos segundos de ventaja sobre Contador y Valverde en un inesperado corte en el sprint. Alberto reconoció que, en efecto, todas las etapas son importantes. “Pregúntaselo a Froome”, contestó a los periodistas, “que ha tenido una caída. Las carreteras están muy resbaladizas y eso hace que haya que ir con mucho cuidado. Han pasado más de 40 km para que se hiciera la fuga y como iban corredores que andaban mucho, eso ha hecho que por detrás siempre se fuera rápido”, dijo para explicar que había sido otro día de castigo para el pelotón. En el sprint final, Alberto Contador perdió contacto con Froome y eso le costó 2 segundos inesperados. “He decidido coger la rueda de Alejandro porque pensaba que iba a cerrar el hueco. Ha arrancado Froome, pero he visto que él no ha salido, eso me ha sorprendido y no sé si al final nos ha llegado a picar algún segundo”, dijo el líder del Tinkoff-Saxo que, en todo caso, estaba contento tras terminar la etapa. “He salvado el día, hace un poco menos de calor y ya está, ahora a descansar”. La caída en la que se vio implicado Froome se produjo tras una maniobra del propio Alberto. “Yo estaba atacando porque se había filtrado en una fuga Nairo Quintana y en esa misma curva donde se ha caído he tenido que tocar un poco el freno porque veía que se me iba la bici, he librado por poco y se ve que en el pelotón, que iba detrás de mí, ha habido alguno que se ha caído y creo que Froome fue detrás”, explicó Contador. Luego, el pelotón mostró su mejor cara y nadie tiró para dejar descolgado al líder del Sky. “Froome perdió un minuto porque habrá tenido algún problema mecánico”, dijo Contador como hipótesis, “pero delante no ha tirado nadie, esperando que todo se reagrupara y pasáramos un día tranquilo. Para mí, por el momento, todo está saliendo mejor de lo que esperaba, mucho mejor, pero sigo siendo cauto y sabiendo que sólo va una semana de carrera, aunque tal vez era lo más difícil para mí”.