Oliva, 29 de septiembre de 2018 |

Mil cicloturistas han tomado la salida en el Gran Fondo Alberto Contador. Un duro recorrido de 167 kilómetros que partía a nivel del mar frente al Hotel Oliva Nova Beach & Golf Resort y ascendía nueve puertos sumando un total de 3114 metros de desnivel acumulado. Una marcha exigente, que el propio Contador se ha encargado de dinamitar desde el inicio. Junto a él, sus ex compañeros Ivan Basso y Jesús Hernández, Pedro Horrillo y los afincados en la zona, Alexandr Kolobnev y Jurgen Van Goolen.

El primer punto cronometrado, Coll de Rates, ha servido a los más fuertes para marcar diferencias y el ex profesional Jesús Hernández ha sido el ciclista más rápido en completar el ascenso en un tiempo de 14:59. Al igual que en el Mirador del Xap, el fiel escudero de Alberto Contador, ha vuelto a subir el puerto en menos tiempo que su ex jefe de filas en 11:16.

De cara al final, Hernández rodaba en solitario y ha sufrido un pinchazo. Tras esta avería, el terceto perseguidor en el que se encontraba Alberto Contador ha pasado a ser cabeza de la Gran Fondo. En la llegada a Oliva Nova el más rápido ha sido Jorge Ramos (4:51:25), seguido del ciclista sub23 del Polartec- Kometa, Carlos García y del anfitrión Alberto Contador.

En mujeres, la más rápida en las dos ascensiones ha sido Suzanne Clarke, 19:32 en el Coll de Rates y 15:24 en el Mirador del Xap. La ciclista, además ha sido la primera clasificada y ha parado el crono en 5:42:12 en la línea de llegada en Oliva Nova, tras ella han llegado Inge Van den Broeck y Cristina Manchón Díaz.

La octava edición ha resultado ser un reto para la nueva organización con la que busca internacionalizar la prueba y posicionarla entre las mejores Gran Fondo. Por su parte, los participantes han festejado su llegada y han recibido una medalla conmemorativa que les acredita como finishers de la renovada Gran Fondo Alberto Contador. Los ciclistas han resaltado la gran organización, la cual ya trabaja de cara a la nueva edición de 2019.