El equipo Saxo Bank-Tinkoff Bank liderado por Alberto Contador comenzó su participación en la Vuelta a España 2012 con una buena contra reloj, a tan sólo 14 segundos de los ganadores, el Movistar de Cobo y Valverde.

 

Lo más importante fueron los mínimos cuatro segundos que separaron a Contador de equipos tan potentes como Rabobank, BMC u Omega, o los sólo dos frente al Sky de Froome, o el segundo de ventaja que tomó sobre el Katusha de Purito Rodríguez.

 

El balance de esta etapa inaugural fue excelente, con Contador muy bien situado en la general, tras dejar una primera impresión de solidez y de haber llegado a la salida de la Vuelta en un buen momento de forma, tal como ya había demostrado en su debut en el Eneco Tour.

 

Lo más duro de la salida de Pamplona ha sido, sin duda, el calor agobiante que está padeciendo el pelotón, cuyo único consuelo por el momento es pensar que la carrera se desarrollará este año por el norte de España, con lo que las altas temperaturas serán siempre más suaves de las que habrían tenido que padecer si la Vuelta hubiera viajado al sur.

 

Mañana, un previsible sprint dará paso a la primera de las diez llegadas en alto de esta ronda, en Arrate, donde comenzarán a  sacarse algunas conclusiones sobre el estado de forma de los favoritos, el primero de los cuales en  haber demostrado cierta debilidad fue justamente el último ganador en Madrid, Juanjo Cobo, que cedió cuatro significativos segundos ante sus propios compañeros en la meta de la Plaza de Toros de Pamplona, donde Jonathan Castroviejo se vistió el primer maillot de líder.

 

The Saxo Bank-Tinkoff Bank team, lead by Alberto Contador, started the Vuelta a España 2012 with a good team time trial, finishing only 14 seconds behind the stage winners, Cobo and Valerie’s Movistar team.

 

The key factor in the Stage 1 result was the small time gaps. Only four seconds separated Contador from powerful teams like Rabobank, BMC and Omega; there were only two seconds between him and Team Sky’s Froome, and only one second between him and Katusha’s Purito Rodríguez.

 

The balance of this inaugural stage was excellent, with Contador very well-situated in the general classification after leaving a first impression of solidity, and arriving at the Vuelta start line in good form, as he proved in his debut in the Eneco Tour.

 

The hardest thing about the start in Pamplona was, without doubt, the stifling heat that weighed on the peloton, whose only comfort for the moment is remembering that the race takes place this year in the north of Spain, where the highest temperatures will be milder that they would have been if the Vuelta had traveled south.

 

Tomorrow, a likely sprint will make way for the first of ten uphill finishes in this edition, on Arrate. Here it will be possible to draw some conclusions about the state of form of the favorites, the first of whom to show weakness was none other than the man who won the race last year in Madrid, Juanjo Cobo. Cobo gave up four precious seconds, lagging behind his teammates at the finish line in Pamplona’s Plaza de Toros, where Jonathan Castroviejo became the first rider to don the leader’s jersey.