-¿Cómo te encuentras en estos momentos?

 

-Con ganas, aunque mi condición física no es realmente buena, voy bastante más retrasado que otros años, pero quiero que sea así. El Tour de San Luis me lo plantearé de forma distinta, al menos ese es el objetivo, ir con más tranquilidad.

 

-¿Significa eso que vas a contenerte?

 

-Sí, pero sobre todo porque habrá gente que vaya más fuerte que yo. Me noto mejor después de una semana aquí, pero no para disputar la victoria aquí.

 

-¿Podrías desaprovechar la oportunidad de ganar, si se te presenta?

 

-No, no lo haría, pero no creo que esté en condiciones de lucha con gente con más kilómetros en las piernas y con los favoritos locales, que tienen su gran objetivo en esta carrera.

 

-Este año empezó con las dudas de obtener la licencia ProTour, ¿cómo has vivido eso?

 

-Ha sido un principio de año sin la tranquilidad que me hubiera gustado, pero es verdad que confiaba en estar en el ProTour porque deportivamente estamos entre los 4 o 5 primeros equipos del mundo. El equipo se ha reforzado mucho y se merecía estar.

 

-¿Cómo son los nuevos fichajes?

 

-Sobran las palabras. Nos hemos fortalecido mucho para las grandes vueltas con Rogers, Roche, Kreuziger o Bennati, pero también para las clásicas con hombres como Breschel. Este año el equipo será competitivo allí donde esté.

 

-¿Eso significa menos presión para ti?

 

-Sí, no tengo la obligación de ganar en todas las carreras, eso me transmite más tranquilidad, porque un equipo siempre necesita victorias y tener más alternativas por si tienes una lesión o algún percance.

 

-¿Cuáles son tus planes para este año?

 

-Empiezo aquí, en Argentina, y seguiré en Omán, que no conozco, pero que está subiendo de nivel, y después haré Tirreno, a la que tengo muchas ganas de ir, para seguir con Criterium Internacional, donde veré las primeras etapas del Tour, y luego correré País Vasco.

 

-¿Dónde piensas estar competitivo?

 

-A partir de Tirreno quiero estar bien, y seguir en Criterium y País Vasco. En cuanto a correr las clásicas de primavera, hay que decidirlo con el equipo, pero tenemos más corredores con opciones de victoria y eso me da más tranquilidad.

 

-¿Te planteas correr dos grandes vueltas este año?

 

-Existe esa posibilidad, la mejor es hacer Giro-Tour. Este año el Giro se adapta mejor, es más compatible que otros años, que era durísimo. En cuanto a la Vuelta, sólo sería posible si no hago el Giro y a expensas de posibles percances. Y otra razón que me frena es que tenemos otros corredores en el equipo con opciones de podio, no todo va a ser trabajar para mí.

 

-¿Piensas en el Mundial de Florencia?

 

-Dependerá de si estoy en la Vuelta. Si no, habrá otros mejor preparados que yo para ir.

 

-El año pasado ganaste tu primera clásica, la Milán-Turín, ¿te gustaría ganar alguna de las de Primavera?

 

-Claro que me gustaría, a quién no. Creo que preparándome a conciencia sí podría conseguirlo, pero tienes que pensar en lo que hipotecas. Para eso necesito más entrenamiento que para las vueltas por etapas, porque ahí no cuenta la recuperación, que es mi mejor cualidad. Además de las alergias de primavera. El único año que las preparé estuve a buen nivel, pero es muy grande el esfuerzo que me exigen y no son del todo compatibles con el Tour de Francia.

 

-¿Puedes hacer una valoración de las declaraciones de Armstrong?

 

-Ya se ha hablado mucho de esa entrevista, pero lo que dijo no pilló por sorpresa a nadie. Es duro para la imagen del ciclismo, pero me quedo con lo que puede ser bueno: tal vez así podremos cerrar este capítulo de esa década y centrarnos en el presente y el futuro de este bonito deporte.

 

-Este año tienes una situación mucho mejor que el pasado ¿cómo no has cogido más rápido la forma?

 

-Mi situación es diferente, de mucha más tranquilidad. En 2012 no sabía qué iba a pasar. Llevo entrenando desde finales de noviembre y podría estar ya en forma, aunque con la edad cuesta un poco más. Pero lo que marca el rendimiento son los compromisos que tengo en esta época con los viajes, los sponsors o los medios de comunicación. En estos meses tengo que cumplir con todos y eso es un esfuerzo grande que no me permite hacer la preparación adecuada. Aquí cada día me encuentro mejor, entrenando con calor, pero no para disputar.

 

-En 2011 ganaste el Giro y luego fuiste al Tour, pero fue difícil para ti. ¿Es posible intentar ganar los dos?

 

-Siempre he preparado el Tour de forma diferente a aquel año cuando he querido ir a ganarlo, pero no son incompatibles. Hay que tener en cuenta varios factores. El primero son los recorridos. Este año el Giro es menos exigente que en 2011, cuando hubo etapas de hasta 6.000 metros de desnivel. El segundo es el equipo. Si tienes un equipo que te arropa y no te exige esfuerzos cada día es más sencillo. Y el tercero es saber que vas a ir al Tour desde el principio. En 2011 no pensaba ir hasta 15 días antes, cuando el equipo me pidió que fuera,  pero sin la preparación idónea. Además, influyeron varias circunstancias adversas, como la caída que me hizo perder más de un minuto nada más empezar. Eso hizo que fuera al ataque en la primera semana, cuando normalmente te la tomas con tranquilidad. Y luego tuve dos caídas, una de ellas realmente dura para mi rodilla. Casi me voy para casa, pero al final continué. Sin todos esos factores adversos, hubiera estado muy cerca.

 

-¿Si vas al Giro es para ganar?

 

-Sí, por supuesto. Con el prestigio que tiene esa carrera no me puedo plantear otra cosa.

 

 

Alberto Contador gave a press conference today for international media who have attended the Tour de San Luis (Argentina), where he unveiled his spring program and indicated the feasibility of Giro and Tour in the same year with the possibility of victory in both tours.

 

- How do you feel right now?

 

-Eager, but my physical condition is not really good, I’m much more delayed than other years, but I want it that way. I would take the Tour de San Luis differently, at least that’s the goal, to go more smoothly.

 

- Does that mean you’re going to hold back?

 

-Yes, but mostly because some people will go stronger than me. I feel better after a week here, but not to dispute the victory.

 

- Will you miss the chance to win, if you have the opportunity?

 

-No, I would not, but I think it is not possible to fight with people with more kilometers in the legs and with local favorites, with his main goal in this race.

 

-This year began with doubts about the ProTour license, how do you lived it?

 

-The beginning of the year was without the peace of mind I would have liked, but it is true that I always hoped to be in the ProTour because we are among the top 4 or 5 teams in the world. The team has been bolstered and it deserve to be there.

 

- How are the new signings?

 

-There are no words for describing them. We have strengthened much for big tours with Rogers, Roche, Kreuziger or Bennati, but also with men for classics as Breschel. This year the team will be competitive wherever it was.

 

- Does that mean less pressure for you?

 

-Yes, I have no obligation to win every race, that gives me more peace of mind, because a team need wins and it always need to have more alternatives in case you have an injury or mishap.

 

- What are your plans for this year?

 

-I start here in Argentina, and will continue in Oman, that I don’t know, and then I will go to Tirreno, which I have really wanted to go, then to Criterium International, where I’ll see the first stages of Tour, and then I will ride the Basque Country.

 

- Where do you plan to be competitive?

 

From Tirreno I want to be right, and then in Criterium and Basque Country. About the spring classics, it’s to be decided with the team, but we have more riders with a chance of winning and that gives me peace of mind.

 

- Do you plan to ride two big tours this year?

 

-There is that possibility, the best is Giro-Tour. This year’s Giro fits better, is more compatible than other years, when it was harder. And for the Vuelta, would only be possible if I don’t do the Giro and at the expense of possible mishaps in the Tour. And another reason that stops me for a double is that we have other riders on the team with podium options, not everything is going to be working for me.

 

- Do you think on Florence’s World Championships?

 

-It depends if I go to the Vuelta. If not, there will be others better prepared than me for going.

 

-Last year you won your first classic, the Milan-Turin, would you like to win one of the Spring?

 

-Of course I would, who would not. I think it could thoroughly preparing to get it, but you have to think about is what you risk. For that I need more training than for stage races, because that does not need the recovery, which is my best quality. Besides spring allergies. The only year that I was trained I rode at a good level, but the effort is very large and are not entirely compatible with the Tour de France.

 

- Can you comment Armstrong’s statements?

 

-People have already talked a lot about that interview, but what he said nobody was surprised. It’s hard for the image of cycling, but I want to take what it can be good: maybe we can close this chapter of that decade and focus on the present and the future of this beautiful sport.

 

-This year you are in a much better situation than the past year, ¿Why didn’t you get your form faster?

 

-My situation is different, much more quiet. In 2012 I did not know what would happen. I’ve been training since late November and could already be in shape, but with age it costs a little more. But what makes the performance are the commitments I have at this time with travels, sponsors or media. In these months I have to do all of this and that’s a big effort that I can’t allow me an adequate preparation. Here I feel better every day, training with warm weather, but not to fight for win.

 

-In 2011 you won the Giro and then went to the Tour, but it was hard for you. Is it possible to try to win both?

 

I’ve always prepared differently the Tour when I wanted to win it, but they are compatible. We must take into account several factors. The first are the courses. This year’s Giro is less demanding than in 2011, when there were stages of more than 6000 meters uphill. The second is the team. If you have a strong team that not require your efforts every day it’s easier. And the third is to know that you are going to the Tour from the beginning. In 2011 I didn’t know until 15 days before, when the team asked me to go, but without a good preparation. Also influenced several adverse circumstances, such as the crash that made me lose more than a minute at the very beginning. That forced me to attack in the first week, when normally you take it calmly. And then I had two crashes, one of them really hard on my knee. I’m almost abandon, but eventually continued. Without all these adverse factors, I had been very close.

 

- If you go to the Giro, will be for winning?

 

‘Yes, of course. With the prestige of this race I can’t think on anything else.

 

 

(Automatic translation. Forgive inaccuracies).